Cargando...
  • LVDF primera foto
    El gozo de ser aficionado.
Por: Roska Pérez
01/03/2016

Cuando tu esposo trabaja en el gremio del futbol resulta más complicado encontrar un espacio de divertimento en dicho entorno, los ojos del conocedor están más allá de la diversión y se vuelve mas complejo. Lo que debería ser un momento de deleite resulta un espacio de análisis, de seriedad, de contención en el que difícilmente se encuentra empatía.

Por esta característica nos había sido imposible llevar a Mariano nuestro hijo de 4 años a vivir la fantástica  emoción que resulta asistir a un estadio de futbol. Sin querer demeritar el trabajo y el conocimiento futbolístico de mi marido, me parecía mas importante poder transmitirle cómo se vive la pasión de este deporte como aficionado, sin importar las cualidades destacadas de los equipos.

Y así habíamos dejado pasar algunas temporadas tratando de escoger a qué partido llevarlo, hasta que tuvimos la fortuna de que Iñaki Pous compañero y mejor amigo de la escuela de Mariano junto con su familia, nos invitaran a vivir una maravillosa experiencia con el Club Zacatepec. Para nuestra gran fortuna Octavio, su padre, trabaja en la parte comercial del equipo. Así que logró que nuestros dos hermosos chaparritos entraran al estadio por la cancha, sintiendo lo que vive un jugador profesional y experimentaran esa mágica energía que se vibra al estar en el centro de un estadio de futbol. No se aún quién estaba más emocionado si Mariano o su padre al poder vivir esta primera experiencia.

Los Cañeros, a quien estoy cierta Mariano llevará para siempre en el corazón,  junto con sus rivales los Venados de Mérida se encargaron de todo lo demás, pudimos gritar gol un par de ocasiones, comer las tradicionales botanas que se venden en los estadios, reír con la mascota del equipo, vivir un penalti, tarjetas rojas y amarillas que les impresionaron bastante -por cierto, estoy pensando en usarlas para que se cumpla el reglamento de mi casa- saques de banda y tiros de esquina. Y aunque nos fuimos a casa con un empate y no gritamos la victoria, fue una primera y maravillosa experiencia para toda la familia.

Mariano: ojalá alcances a dimensionar lo afortunado que eres al haber vivido la pasión del futbol desde este lugar, gracias a ti y a Iñaki porque su inocencia me recordó la parte maravillosa que tiene el deporte para divertir y entretener a todos, y estoy cierta que, al Dr. García lo situó cercano a las delicias del aficionado y a las desinteresadas ganas de ver a tu equipo ganar.

Gracias familia Pous Leal por hacer un sueño realidad y ayudarnos a vivir “La Vida Detrás del Futbol”.

lavida_003

Siempre he pensado que las cosas pasan por algo y que no existen las casualidades, pero debo reconocer que, cuando las cosas no marchan tan …

Por: roska-perez- Hace 2 años
lavida_005A

ROCÍO LARA @ROSKAPEREZ 26/10/2015 Desesperada por recuperar a la persona activa, ágil y emprendedora que solía ser, con este alocado fin de sacudirme lo que me queda …

Por: admin- Hace 2 años
lavida_005 (2)

Siempre critiqué la dantesca imagen de unos padres platicando en un restaurante sentados a la mesa con su hijo entretenido con un dispositivo electrónico jugando …

Por: roska-perez- Hace 2 años
lavida_001

Mi pequeño Luis decidió llegar a este mundo después de casi 41 semanas de gestación, tiempo perfecto para que mi inquieta cabeza se diera a …

Por: roska-perez- Hace 2 años