Cargando...
  • lavida_005 (2)
    LAS VERDADERAS BRUJAS NO SALEN A LA MEDIA NOCHE.
Por: Roska Pérez
30/09/2015

Siempre critiqué la dantesca imagen de unos padres platicando en un restaurante sentados a la mesa con su hijo entretenido con un dispositivo electrónico jugando video juegos o viendo caricaturas, ¿dónde esta el placer de la convivencia pensaba en esos momentos de mi vida? Esto lo entendía cuando sentarme a comer con mi esposo no era una tarea prácticamente imposible y en la que tener una platica de adultos era lo mas sencillo del día, pero con el pasar de los años y los múltiples hijos que he tenido con el Dr. García he ido conociendo que es lo que existe detrás de esta escena y he tenido que tragarme una a una y muy despacio cada una de mis palabras. Me he arrepentido de juzgar, ya que detrás del niño con un Ipad en un restaurante existen unos padres desesperados por convivir y ponerse al día, por salir de la rutina, ahuyentarse del ruido y espacios infantiles por un par de horas y tratar de comer más que una pizza fría o unos malos dedos de pollo.

Y es que resulta tan sencillo juzgar o criticar cuando no has tenido que educar, parece fácil pensar que cuando llegue ese momento serás la mamá poco permisiva, exigente y tenaz que siempre tendrá la suficiente calma para resolver todas las situaciones por difíciles que parezcan. La perfecta madre que no prestará el celular, que no comprará el dulce para que no lloren, la que nunca dará refresco, la que no amenaza sino cumple, la que las verduras y proteínas orgánicas serán prioridad, la que sus hijos no le ganarán ninguna batalla y sobre todo la madre que siempre piensa antes de actuar.

Pero la realidad suele ser otra muy distinta a lo que siempre te imaginaste, de pronto te ves con un niño de tres años y medio, una hermosa niña de casi dos años y un bebé de tres meses, rebasada por las necesidades particulares y naturales de cada uno y perdiendo la cabeza y la tranquilidad. Parece casi imposible que esas pequeñas criaturas muchas veces puedan ser mas fuertes que tú, pero lo son. Y es que ser el eterno gendarme resulta desgastante, aburrido y muy complicado.

Quien dijo un día que las brujas salen a la media noche jamás tuvo hijos porque en realidad salen por ahí de las siete de la noche cuando después de varios intentos fallidos tratas de que se metan a bañar, cenen, se laven los dientes y finalmente se vayan a la cama sin reparar y no es solamente una loca obsesión por descansar y cumplir con la rutina que los expertos nos recalcan tanto, si no por un cansancio acumulado de lidiar y educar todo el día.

Algún grito de más y alguna que otra amenaza es una práctica bastante común entre las brujas de mi especie que salen a asustar en lo que yo llamo “la hora cero” pero una vez dormidos los niños, la bruja desaparece y te deja con algunas culpas tratando de hacerte meditar para que al día siguiente lo puedas hacer mejor. Pero generalmente vuelve aparecer. He leído, asistido a cursos y pláticas de cómo educar, lidiar con berrinches y hacerlo mejor, sin duda he aprendido mucho pero la realidad es que nadie nos enseña a ser madres, en mi experiencia creo que los niños necesitan nuestro cariño y a ninguno le hace mal que de vez en cuando la dulce madre pierda los estribos así como tampoco les hace mal si de vez en cuando se entretienen en un restaurante con el dispositivo digital.

Hay muchas formas de educar, la mejor es la que nos funciona a cada uno de nosotros sin importarnos lo que digan los demás. Pero estar presentes, el amor y las reglas son herramientas básicas para hacerlo mejor.

Sin duda alguna las brujas de la ´ hora cero ´ somos mucho más temibles que las brujas de media noche.

serena and blair

Por alguna extraña razón empecé a ver una serie estadounidense de hace algunos ayeres que narra la extravagante y adinerada vida de algunos adolescentes en …

Por: roska-perez- Hace 2 años
LVDF primera foto

Cuando tu esposo trabaja en el gremio del futbol resulta más complicado encontrar un espacio de divertimento en dicho entorno, los ojos del conocedor están …

Por: admin- Hace 2 años
lavida_003

Siempre he pensado que las cosas pasan por algo y que no existen las casualidades, pero debo reconocer que, cuando las cosas no marchan tan …

Por: roska-perez- Hace 2 años
lavida_001

Mi pequeño Luis decidió llegar a este mundo después de casi 41 semanas de gestación, tiempo perfecto para que mi inquieta cabeza se diera a …

Por: roska-perez- Hace 2 años